El Sistema Nacional para la Garantía Progresiva del Derecho Humano a la Alimentación: Una Respuesta de Fondo al Hambre en Colombia

Hoy, 10 de agosto a las 2:00 pm, los representantes Eduard Sarmiento y David Racero junto a otras y otros parlamentarios, articulados con FIAN Colombia, la Plataforma Colombiana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo y organizaciones campesinas y de mujeres,  radicarán el Proyecto de Ley cuyo fin es crear el Sistema Nacional para la Garantía Progresiva del Derecho Humano a la Alimentación.

Esta iniciativa se ha radicado en el Congreso en tres ocasiones, y en la última de aquellas se archivó faltando apenas un debate para su aprobación.

Durante las discusiones que se dieron en el marco del debate del Plan Nacional de Desarrollo del actual gobierno, se logró incorporar en el Artículo 216, la creación del Sistema como uno de los objetivos fundamentales de la política alimentaria en el país, en cumplimiento del punto 1.3.4 del Acuerdo de Paz.

Panorama alimentario en Colombia

Según la más reciente evaluación de Inseguridad Alimentaria, realizada por el  Programa Mundial de Alimentos, en Colombia, “el 30% de la población se encuentra en una situación de inseguridad alimentaria moderada y severa, es decir, 15,5 millones de personas no tienen acceso a alimentación adecuada y tienen dificultades para cubrir sus necesidades básicas, por lo que deben recurrir a estrategias de consumo insostenibles y enfrentar condiciones de escasez de alimentos, hambre y malnutrición”.

Este informe también reveló que la  inseguridad alimentaria afecta más a  las poblaciones víctimas del conflicto, poblaciones étnicas, trabajadores informales, hogares con bajo nivel educativo y hogares con jefatura femenina.

Una respuesta estructural que camina hacia el #PoderPopularAlimentario

El corazón de este proyecto de ley es la creación de una nueva arquitectura institucional y normativa para la gobernanza alimentaria basada en los derechos humanos, en la que participen en la toma de decisiones de manera amplia y verdadera las y los titulares de derechos. Prepara un escenario para la actuación articulada de diversas instancias del Estado, tanto en el ámbito nacional como territorial.

Esta nueva arquitectura demanda la reestructuración de la actual Comisión Intersectorial de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CISAN), para darle el carácter más amplio de Consejo Nacional para la Garantía Progresiva del Derecho a la Alimentación y Nutrición Adecuadas. Así mismo, existirán los consejos territoriales con funciones similares pero en nivel departamental y municipal.

Uno de los propósitos de esta nueva arquitectura es configurar el escenario para la construcción de una Política Pública Nacional para la Garantía Progresiva del Derecho a la Alimentación y Nutrición Adecuadas, mediante un proceso amplio y participativo de quienes conocen a profundidad y viven las realidades desde su territorio.

Además, el proyecto establece otras medidas encaminadas a generar avances en la transparencia y rendición de cuentas frente a la situación del derecho a la alimentación, el monitoreo de la política pública y la promoción de una alimentación saludable y sostenible. Para este fin, entre otras instancias se destaca la creación del Observatorio de Derecho a la Alimentación y Nutrición Adecuadas (ODHANA).

¿Por qué el sistema debe ser Ley de la República?

Como afirma Juan Carlos Morales González, director ejecutivo de FIAN Colombia, “Este proyecto de ley, que surgió de las organizaciones sociales, ayudará a superar la situación alimentaria del país transformando los condicionantes estructurales que nos han llevado al actual estado de cosas. El sistema dará coherencia a las distintas políticas alimentarias vigentes en Colombia con la participación de quienes son titulares de derechos”.

Una de las maneras de proteger el sistema más allá de los sucesivos gobiernos, es consagrarlo en el marco de una Ley de la República. Así las cosas, no basta con que el Sistema quede dentro del Plan Nacional de Desarrollo, o planteado a través de decretos de gobierno, es importante asegurar su permanencia en el ordenamiento nacional y darle operatividad, presupuesto y dolientes a la realización y la garantía  del derecho a través del sistema.

Así mismo, el también autor y Representante del Pacto Histórico, Eduard Sarmiento afirma que: “para el gobierno del cambio es fundamental encaminar acciones para la consolidación de la soberanía, las autonomías y la seguridad alimentaria como escalas de realización del derecho humano a la alimentación como derecho fundamental para la vida digna, no podemos seguir viviendo en un país con hambre en nuestro país”

El autor y  Representante a la Cámara por el Pacto Histórico, David Racero afirma: “el gran Acuerdo que debe construir este país es la erradicación del hambre. Es un compromiso y un deber, del Gobierno Nacional y del Congreso abordar esta problemática con una mirada multidimensional para dar respuestas estructurales, especialmente a las poblaciones y territorios más afectados por el hambre”

Esta iniciativa es necesaria pertinente y hace un aporte para respaldar la vigencia de los derechos humanos en Colombia, en particular de los derechos económicos, sociales y culturales de la población colombiana y  avanzar en su realización y en la construcción de #PoderPopularAlimentario.

 

Para ampliar información puede comunicarse con Damaris Támara,  equipo de Comunicaciones FIAN Colombia

Celular/WhatsApp/Telegram:  3113877084

Correo: [email protected]

Redes sociales: www.facebook.com/FIANColombia www.twitter.com/FIANColombia

ÚLTIMAS NOTICIAS

CON EL APOYO DE: