Respaldamos la presencia en Colombia de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y a su representante Juliette de Rivero

Bogotá, mayo 18 de 2021

 

La Coordinación Colombia Europa Estados Unidos, la Plataforma Colombiana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo, la Alianza de Organizaciones Sociales y Afines y las organizaciones que suscriben este comunicado, expresamos nuestro respaldo a la labor de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y a su representante en Colombia, Juliette de Rivero, y rechazamos los cuestionamientos hechos por la Cancillería de Colombia en carta enviada a la Alta Comisionada en Ginebra la semana pasada, según los cuales “la Oficina vulneró la confianza del gobierno” por mencionar las violaciones a los derechos humanos ocurridas durante el Paro Nacional.

 

Reconocemos a la Oficina como un órgano independiente cuyo doble mandato es, por un lado, el de asesorar a las autoridades colombianas en la formulación y aplicación de políticas, programas y medidas para promover y proteger los derechos humanos en Colombia, y, por otro lado, monitorear y observar la situación de derechos humanos en el país, todo ello manteniendo la neutralidad y la independencia frente a cualquier interés partidista o político.

 

La comunicación remitida por la Cancillería colombiana a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se da como reacción al pronunciamiento de su portavoz el pasado 4 de mayo en donde se manifestó la alarma por los acontecimientos sucedidos en Cali, cuando la policía abrió fuego contra personas que protestaban contra la reforma tributaria.  En su comunicación la Cancillería expresó que “El Estado colombiano observa con suma preocupación las aseveraciones formuladas por la Oficina de la Alta Comisionada, en relación con presuntas muertes y amenazas ocurridas en Cali, y lamenta profundamente que la Oficina haya decidido emitir este comunicado sin verificar, ni con fuentes oficiales, ni con sus propias observaciones, las graves acusaciones que el mismo contiene.”

 

Recordamos que el 23 de abril de 1996, debido a la grave situación de derechos humanos, la Comisión de Derechos Humanos de la ONU pide al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos que proceda a establecer cuanto antes una oficina permanente en Colombia. Dicho mandato continúa vigente hasta el día de hoy.

 

 

 

Para las plataformas de DDHH y las organizaciones que suscriben este comunicado, las declaraciones de la portavoz se ciñen plenamente a su mandato en la medida en que hacen un llamado a la protección de los derechos humanos por parte de la Fuerza Pública en el marco de las movilizaciones que, al día de hoy, según registros de la campaña Defender la Libertad Asunto de Todas, ascienden a 50 personas asesinadas, 35 con lesiones oculares, 51 heridas con armas de fuego y la agresión a 74 personas defensoras de derechos humanos entre otras violaciones a los derechos humanos

 

Como organizaciones sociales y defensoras de los derechos humanos, reiteramos la importancia de la labor de la Oficina y de su representante en Colombia para la promoción y respeto de los derechos humanos. En lugar de cuestionarla por cumplir cabalmente con su mandato, el Gobierno debería valorar los aportes de la Oficina para generar espacios de diálogo en el actual contexto de violencia, para acompañar a los distintos actores estatales y de la sociedad civil,  facilitar la construcción de salidas negociadas y para contribuir a la documentación precisa de las gravísimas violaciones a los derechos humanos que han ocurrido en Colombia desde el 28 de abril, y que el Gobierno no ha reconocido hasta ahora.

 

Mayores informes:

Prensa Plataformas de derechos humanos

Celular: 311 262 7653

[email protected]

Comunicado respaldo ACNUDH 18 mayo 2021

ÚLTIMAS NOTICIAS

Authoritarianism and inequality are the legacy left by the government of Iván Duque Márquez: Human rights platforms

Authoritarianism and inequality are the legacy left by the government of Iván Duque Márquez: Human rights platforms

If the first two years of the Duque government already shown a deterioration of human rights in Colombia, this third year will go on record as the worst in terms of violent repression of social protest, reorganization and escalation of violence throughout the country, increasing poverty and inequality, harassment of the justice administration and the high courts, and international relations weakened both by the response to social protest and by undue interference in various political and electoral affairs in other countries.

leer más
Authoritarianism and inequality are the legacy left by the government of Iván Duque Márquez: Human rights platforms

Autoritarismo y desigualdad es el legado que está dejando el Gobierno de Iván Duque Márquez: Plataformas de derechos humanos

Balance del tercer año de gobierno de Iván Duque Márquez denominado “Lecciones Del Aprendiz – Autoritarismo Y Desigualdad” realizado por la Plataforma Colombiana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo, la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos y la Alianza de Organizaciones Sociales y Afines. Estas tres plataformas agrupan a más de 500 organizaciones sociales de todo el país y son quienes presentan el informe anual de derechos humanos, que en esta oportunidad cuenta con 35 artículos de movimientos, organizaciones sociales y académicos, así como infografías sobre los temas más relevantes.

leer más

CON EL APOYO DE: